Alarma y preocupación de FEIPIMEB por el caso “PequeGym”

  • “La dejación de sus obligaciones, que los ayuntamientos están realizando, al permitir la existencia de este tipo de centros y de este tipo de prácticas no puede continuar” afirma Francisca Picornell, presidenta de FEIPIMEB.

La Federación de Escoletas Infantiles de Baleares (FEIPIMEB) quiere expresar su “alarma y preocupación” ante la noticia publicada el pasado fin de semanas, concretamente el sábado, en la que una ludoteca, PequeGym, ubicada en el centro deportivo, Fitt Sport de Maioris, cerraba sus instalaciones, tras 10 años en funcionamiento, alegando una serie de incumplimientos. Desde la asociación más representativa del sector han querido recalcar “la inexistente vigilancia y control” que algunos ayuntamientos de las Islas realizan sobre los centros que se dedican a desempeñar labores de educación infantil.

“La dejación de sus obligaciones, que los ayuntamientos están realizando, al permitir la existencia de este tipo de centros y de este tipo de prácticas no puede continuar” afirma Francisca Picornell, presidenta de FEIPIMEB.

Según las diferentes informaciones publicadas, los motivos por los que la propiedad interrumpe la actividad de PequeGym es porque “el uso de la sala debía ser para ludoteca, jamás podía desempeñar las labores de guardería o escoleta”.

De nuevo se produce una situación de aprovechamiento ante la falta de legislación que “deja desprotegidos a los más pequeños” y que demuestra que el sistema actual de control y dirección “no es el adecuado”. Según Picornell este tipo de centros “acogen a niños de 0 a 3 años, una etapa muy vulnerable y complicada, sin ningún tipo de regulación, vigilancia, seguridad y responsabilidad”.

El hecho de que un centro, como el que aparece en las informaciones, haya desempeñado su actividad durante más de 10 años preocupa mucho a una federación que “exige una regulación de los centros asistenciales no autorizados por la Conselleria”. Los Ayuntamientos de cada ciudad deben hacer cumplir las normas y evitar este tipo hechos que lo único que hacen es “dañar a los más pequeños” aseguran desde FEIPIMEB.

La administración pública “no puede permitir la apertura de locales que no cumplen una serie de normas y sobre todo que no tienen un seguro de responsabilidad civil”. Picornell, además, ha querido remarcar que la federación tiene constancia de la existencia de “locales donde se están realizando estas mismas prácticas ante la permisividad de los respectivos ayuntamientos. Por ello, de no haber una regulación inmediata FEIPIMEB se verá obligada a denunciarlo públicamente”.   

TOP