Los efectos del Brexit sobre la economia de las pymes

Existen multitud de posibles efectos negativos de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y que afectarán a la economía de las Baleares. Está claro que el primer sector en experimentar ciertas alteraciones será el turístico. Nuestra comunidad aglutina un gran número de pasajeros provenientes de diferentes países del mundo. Según los datos que aportó la presidenta del Govern en su último discurso, hasta 2,8 millones de personas pasaron por nuestras islas en esta última temporada.

Baleares siempre ha sido una comunidad muy atractiva y demandada para el mercado británico y alemán. Tanto si hablamos de turismo de calidad como de turismo de borrachera, el público proveniente del Reino Unido siempre ha sido un gran consumidor de estos dos tipos de productos. El Bréxit según los rumores y las noticias de que los medios de comunicación ofrecen supondrá un golpe muy duro para la economía británica y su relación con el resto de países de la UE. Un hecho que repercutirá en la presencia de turistas británicos en las islas. Dejando de lado el golpe que puede suponer para el sector hotelero, podemos asegurar que las repercusiones para el comercio y la restauración de Baleares y concretamente Mallorca, será una disminución de los ingresos muy importante. Además del Bréxit, debemos tener en cuenta el resurgimiento de otras ciudades, competidoras con las islas, en el mercado turístico, hechos que pueden suponer un mazazo más duro para la economía de las Baleares.

El turismo es una actividad que repercute en el resto de sectores de nuestra comunidad, cualquier hecho que le pueda suponer una variación negativa debe ser vigilado y analizado con cautela porque puede producirse un efecto mariposa.

Este año ya hemos podido observar como nuestros empresarios ya han empezado a notar la presencia de mercados extranjeros competitivos que han supuesto que la temporada no haya sido tan buena como la anterior. No somos un destino más atractivo porque hayamos mejorado (que lo hemos hecho) y ofrezcamos un producto diferenciado; somos atractivos porque la competencia en los últimos años ha sido débil y ofrecía inseguridad al público. Nos hace falta desarrollar una estrategia turística clara y bien definida para poder contrarrestar este tipo de efectos negativos.

El Bréxit puede implicar que haya una reducción en el mercado de empleos, aumentando así el paro de nuestra comunidad. Siguen existiendo multitud de contratos temporales que dependen de las predicciones para la temporada turística futura. Los empresarios, pymes y autónomos que se dedican, ya se muestran inquietos y tienen cierta incertidumbre sobre lo que les depara la temporada que viene.

Ya hemos observado que este año ha existido una reducción de turistas británicos, que en algunos casos hemos podido compensar con turismo doméstico. La más que posible reducción del mercado británico en el corto plazo supondría  una caída de los ingresos de pymes situadas en zonas turísticas de Mallorca.

Pero también debemos plantearnos la salida de Gran Bretaña como un reto, un reto que debe ayudarnos a mejorar nuestro modelo y nuestras infraestructuras empresariales, y buscar nuevos mercados emisores. ¡La economía turística balear destaca por su capacidad de adaptarse y reinventarse, ahora es un buen momento para que lo hagamos juntos!

 

TOP