Las cifras de la tasa de empleo juvenil son “positivas”

  • Debemos fomentar y promocionar la formación profesional y la formación dual como herramientas para combatir la tasa de desempleo juvenil y las tasas de abandono y fracaso escolar

Las nuevas cifras de la tasa de empleo entre jóvenes de 16 a 24 años, que sitúan a Baleares como la comunidad con mayor cifra obtenida en este campo con un 77,3%, “son positivas” para la patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM).

Según se desprende de los resultados aportados por la empresa Randstad a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el 66,5% de los jóvenes comprendidos en esta franja de edad trabaja, “una cifra que nos acerca a las obtenidas antes de la crisis de 2008 y que son esperanzadoras, aunque también mejorables” explica Jordi Mora, presidente de PIMEM.

“Existe más de un 30% de jóvenes menores de 25 años que se encuentran en desempleo, son nuestro futuro y debemos proveerles de herramientas que consigan reintegrarlos en el mercado laboral” afirma el presidente de la patronal, que además ha explicado la necesidad de “fomentar y promocionar la formación profesional y la formación dual como elementos para combatir esta tasa de desempleo además de, las tasas de abandono y fracaso escolar”.

El 80% de los jóvenes entre 16 y 24 años se encuentran en el sector servicios un hecho que según Mora demuestra nuestra gran dependencia de del sector turístico. “Es necesario mostrar a los más jóvenes que además del sector servicios están apareciendo nuevos puestos de trabajo que serán su futuro próximo. El nuevo mundo tecnológico está abriendo nuevas puertas que debemos aprovechar para dotar de empleo a estos jóvenes”.

Jordi Mora asegura que numerosas empresas tecnológicas deben recurrir a contratar talento fuera de las fronteras de las islas debido a que en Baleares no existe la preparación suficiente para optar a estos nuevos puestos de trabajo. “Debemos adelantarnos, pensar en los próximos 15 años, y empezar a plantear planes educativos basados en los empleos que necesitarán estos jóvenes en el futuro y que demandarán las empresas”.

Por último, la tasa de ocupación de los jóvenes con estudios superiores, con un 75,2%, demuestra para Mora que los jóvenes más preparados “están abriéndose paso en el mercado laboral”, Un dato “muy positivo que revaloriza a nuestras islas”.

TOP