-          La estacionalidad, el estancamiento y la falta de políticas dedicadas a las pymes impiden que los datos de la EPA sean positivos

El presidente de la federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM), Jordi Mora ha señalado que el incremento en el número de parados en este primer trimestre de 2019 “no son datos del todo positivos”. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) 3.100 personas, un 2,99% más respecto al mismo trimestre de 2018, se encuentran en sin trabajo en Baleares. “No son unos datos favorables, pero el primer trimestre del año siempre es complicado” explica Mora.

Esta matización por parte de Mora responde a que las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística “se ven influidas por una serie de circunstancias que provocan este aumento del paro”. Y es que, la estacionalidad de las islas, sumada a que, según los diferentes presidentes de las asociaciones de PIMEM, nos encontramos en “un año de estancamiento” y a que la semana santa este año ha caído fuera del primer trimestre “pueden ayudarnos a comprender estos datos”.

En una comunidad en la que la temporalidad tiene una gran influencia en el sistema laboral Mora ha remarcado la importancia por “apostar por otras vías alternativas al turismo” si queremos mejorar estas cifras. Para ello, Jordi Mora cree que es necesario “realizar políticas centradas en potenciar el desarrollo y el crecimiento de las pymes isleñas” que representan el 97% del sector empresarial de Baleares. “Diversificar nos ayudaría a que no nos encontráramos siempre en esta misma situación”.

Sin dejar de lado el turismo y sus influencias en nuestra comunidad Mora también ha querido realizar una previsión sobre la temporada que se avecina, “será una buena temporada, pero desde PIMEM creemos que no será igual de buena que las anteriores”.

De todas formas, para el presidente de la federación es destacable también, el aumento de número de empleados en Baleares con un 5,6% (27.400 personas) más en el primer trimestre de este año respecto al de 2018. “Debemos seguir trabajando para crear empleo dotando de mayor fuerza y protección a nuestras pymes que son las que proporcionan un gran porcentaje de empleo en nuestras islas”.

Comparación con el trimestre anterior

“La caída del empleo respecto al mes anterior es demasiado agresiva” ha afirmado Jordi Mora comparando los datos de la EPA del pasado trimestre con este de 2019. El paro ha subido un 55,8% (38.100 personas) y ha situado en 106.200 el número de personas desempleadas.

“Nuestra temporalidad no nos permite mantener los niveles de empleo que querríamos y nos encontramos con estas cifras tan abrumadoras” explica el presidente de PIMEM en alusión a la destrucción de 40.000 empleos en este trimestre respecto al pasado.

  • Pese al mal tiempo los comercios de la asociación han experimentado un aumento de las ventas

Miquel Torrens, presidente de la Asociación de la Pequeña Industria de Panadería y Pastelería de PIMEM, ha valorado positivamente las cifras de esta Semana Santa. “Hemos notado un crecimiento del 10% de las ventas respecto al año pasado” explica Torrens, tras el fin de unas fiestas marcadas por el mal tiempo en las islas.

“Esperábamos que el mal tiempo nos arruinara estos días, pero ha sido todo lo contrario, hemos notado como un mayor número de personas se acercaba a nuestros establecimientos” asegura el presidente de la asociación.

Panades, Cocarrois, Crespells y Rubiols son las grandes protagonistas gastronómicas de estas fechas en las islas. Estas cuatro típicas piezas mallorquinas han sido las más demandas por el público estos días con especial mención a las panades de carne y de carne con guisantes que según Miquel Torrens “han sido las estrellas por excelencia y las más vendidas”.

“La mona de chocolate es la gran perdedora” según el presidente de la asociación de panadería y pastelería de PIMEM. “Este postre está perdiendo protagonismo año tras año a pasos agigantados, es una pena que se esté perdiendo esta tradición” lamenta Torrens.

Palma ha sido el gran foco en el que se ha centrado este aumento de ventas. Al parecer dado el mal tiempo la gente ha preferido quedarse en la ciudad y pasear por las calles que durante estos días han decidido mantener sus negocios abiertos.  

  • Las floristerías y los centros de jardinería de Pimem prevén que las ventas de Sant Jordi de este año superarán las cifras de 2018.

Los centros de jardinería y floristerías asociados a PIMEM, prevén que las ventas de Sant Jordi de este año superarán las cifras de 2018. La coincidencia de la Semana Santa con esta festividad unido también, al buen tiempo, puede provocar “un día brillante de ventas” según comentan los asociados. Las rosas rojas serán, un año más, la referencia floral de Sant Jordi. Las floristerías y centros de jardinería han aumentado “un 15% sus reservas de rosas” para poder cumplir con las exigencias de un público que cada vez agradece más la celebración de esta festividad.

El precio de las rosas continuará este año en la misma franja, variando según el comercio entre los 2 y los 4 euros. Además, el aumento de turistas que han decidido pasar esta semana santa por nuestras islas es un añadido para que los miembros de PIMEM sean optimistas con estas cifras. “Esperamos que sea un día muy positivo, la mañana ha empezado muy fuerte”.

Pese a que se trata de un día en el que el gran protagonista es el libro, las floristerías y los centros de jardinería de PIMEM están percibiendo que el público cada vez se acerca más a los establecimientos para hacerse “con una rosa de Sant Jordi”.

Fede Álvarez copropietario de Edeen centro de jardinería asociado a PIMEM percibe que tanto San Valentín como Sant Jordi se están asentando entre el público balear y están creciendo en importancia para las floristerías y centros de jardinería, “son fechas que cada vez son más señaladas por nosotros, nos ayudan a mejorar y crecer”.

  • Los empresarios artesanos de PIMEM se muestran muy preocupados por la posibilidad de que el “carnet de artista callejero”, que desde el Ayuntamiento de Palma pretende impulsar la concejal, Eva Frade, sirva de cobertura para seguir tolerando la venta ambulante ilegal.

Preocupación y cierta resignación, esto es lo que sienten algunos de los profesionales artesanos, ya acreditados, ante la noticia de que Cort exigirá un carnet de artista callejero a partir de junio. “Parece más una forma de cubrir bajo un manto de legalidad la venta ambulante ilegal que una herramienta que sirva para erradicar esta práctica” manifiestan desde las asociaciones de artesanos de PIMEM.

“¿Cuál es el criterio? ¿Quién decidirá? ¿Se les exigirá dichos artistas el pago de una tasa de ocupación de vía pública y el alta en la Seguridad Social? ¿Deberán disponer de seguro de responsabilidad civil? ¿En qué se diferencia pintor con la carta de artesano expedida por el Consell de Mallorca de un pintor callejero?”. Estas son algunas de las preguntas más llamativas que los empresarios han hecho llegar a PIMEM una vez han conocido las declaraciones de la concejal del Área Delegada de Participación Ciudadana, Eva Frade.

La máxima preocupación se centra en las zonas delimitadas para que dichos artistas se ubiquen, concentrándose -según los mapas facilitados desde el consistorio- en espacios ya de por sí muy saturados. “Hemos explicado en multitud de ocasiones los problemas que tenemos, pero parece que no nos escuchan” lamentan los artesanos.

Una de estas ubicaciones donde podrían estar autorizados es la confluencia de la calle Antoni Maura y los jardines de S’Hort del Rei. Donde actualmente durante cuatro días a la semana ya hay un mercado de artesanos y artistas. “Eso sí, profesionales”.

Sin ir más lejos con el inicio de la IX edición del Mercat Artesanal de s’Hort del Rei de Palma el número de ilegales cuadriplicaba el de legales, “una situación a todas luces insostenible e intolerable expone Marcos Cañabate, gerente de PIMEM. En similares palabras se manifiesta María Oliver, presidente del Gremio “pegado al mercado ya tenemos cada semana más de 50 personas que venden productos, hacen manualidades y hacen como que pintan… No podemos seguir aguantando esta situación de atropello constante”.

Desde PIMEM se viene solicitando que haya una zona de protección de los distintos mercados artesanales de Palma, los cuales son “colonizados” por vendedores ambulantes ilegales que compiten de manera desleal con los profesionales. Esta situación provoca un “deterioro de la imagen del mercado, un deterioro a la actividad profesional de los propios artesanos que se ven obligados a competir por productos similares de un precio muy inferior y que provoca la muerte paulatina de la artesanía”.  No hay que olvidar que el R.O.A.  del Consell de Mallorca prevé como oficios artesanos la bisutería, la pintura, la caricatura… ¿Qué valor le damos a esta acreditación si cualquiera puede instalarse y humillar (o prostituir) el concepto de artesanía? dice María Oliver.

Según Marcos Cañabate uno de los problemas es la falta de comunicación entre las distintas administraciones competentes. Artesanía es una materia que compete a los distintos Consells Insulars. En cambio, los mercados son competencia municipal. “Falta una Ley de artesanía ambiciosa, que proteja el uso de la palabra artesanía, que establezca un sistema de control, tanto sobre los mercados, como sobre el uso de la carta. Así como falta trabajar un Plan Estratégico para Impulsar la Artesanía” explica Oliver.

TOP