Actualidad

Información actualizada de interés

Article Jordi Mora: PIMEM ya tiene voz a nivel nacional. Nace CONPYMES

La lucha por una representación digna de pymes y autónomos a nivel nacional ha culminado con la creación de CONPYMES, una patronal independiente que surge de la necesidad de impulsar un tejido productivo esencial para el desarrollo y el bienestar. PIMEM, PIME Menorca, PIMEEF y 19 entidades más del Estado se han unido para empezar llenar uno de los vacíos más preocupantes del mundo empresarial y de nuestra economía; la no existencia de una defensa REAL de los pequeños, medianos empresarios así como de los autónomos. Nacemos para progresar en un nuevo escenario de cambios pero de reivindicaciones históricas que de cumplirse serán una garantía de cambio, tranquilo, seguro y muy ilusionante. Como decía un profesor mío de la universidad, sin necesidad de poner ejemplos uno no sabe de qué habla.

Una de las premisas que teníamos claro desde el principio fue una defensa de un modelo de capitalismo inclusivo y por tanto de una economía de mercado social e inclusiva, basado en la igualdad de oportunidades entre empresas, y el compromiso con la sociedad y nuestro entorno. Existe un consenso relativamente generalizado de que la crisis social y económica provocada por la pandemia ha despertado también la urgencia por desarrollar algunas políticas, adaptar modelos de negocio con impacto social o diseñar productos y servicios de forma que ayuden a los diferentes grupos de interés: desde los clientes hasta los proveedores pero en general a la sociedad donde operan nuestras empresas. La responsabilidad social y la sostenibilidad toca las puertas de todos los sectores y CONPYMES hace tiempo se adelantó a una manera de entender las relaciones económicas. El capitalismo inclusivo es el presente futuro.

Un segundo punto que defendemos es el impulso de un entorno legal y normativo favorable a las pymes, que apueste por la simplificación administrativa, el estricto cumplimiento con un nuevo y muy necesario régimen sancionador de los plazos legales de cobro (Ley 15/2010), así como la creciente participación de las pymes en la compra pública, en línea con la Directiva 2014/24/UE. Este último aspecto en España supone aproximadamente el 18 % del PIB. El objetivo de CONPYMES es facilitar el acceso a las pymes a este mercado de licitación pública hasta ahora solo reservado a grandes empresas. Esto es posible con la creación de lotes más pequeños y accesibles para pymes, y su distribución territorial. Su presencia mejoraría la eficacia y la eficiencia en la contratación pública pues una mayor concurrencia implica mayor competitividad, formación justa de precios, transparencia y con ello una mejor relación calidad precio.

Un tercer aspecto en el que vamos a desarrollar nuestro trabajo es en el apoyo a un marco laboral donde las pymes puedan influir de manera decisiva en los convenios colectivos y vincular los aumentos salariales a las mejoras de productividad, aspecto clave para competir en una unión monetaria como es la Zona Euro.

Un cuarto ejemplo y último, trata de uno de los aspectos que más se ve con malos ojos por parte de determinados poderes, que es la lucha centrada en los oligopolios y las grandes empresas con posición de dominio. Somos y seremos un verdadero quebradero de cabeza para aquellos grandes que quieren seguir manteniendo privilegios a costa de los pequeños. ¿Un ejemplo dentro de un ejemplo? Pues claro. No queremos que la producción de electricidad sea patrimonio exclusivo de un selecto grupo de empresas, que dominan el mercado de la energía gracias a regulaciones que les son muy favorables y que excluyen a pymes y autónomos sin que ninguna organización haya denunciado estas posiciones de dominio con verdadera contundencia. CONPYMES pondrá voz a Pymes y autónomos, falsamente representados hasta ahora por entidades que no defendían realmente sus intereses.

Son 4 ejemplos claros y conocidos por todos del porqué de nuestro nacimiento. Y es que desde la fundación del embrión de CONPYMES, la Plataforma Pymes, teníamos muy claro que debíamos representar un nuevo modelo de negocio con impacto social y todo ello, sin renunciar al beneficio económico.

Nuestro trabajo se centrará en representar a muchos pequeños empresarios que no sienten como propio un sistema que premia al accionariado y altos directivos de grandes corporaciones, frente a la figura del empresario que dedica su vida y compromete su patrimonio en un proyecto a largo plazo. Nacemos para luchar contra la idea de que el mayor éxito empresarial es el grado en que enriquece a sus accionistas. Consecuencia bien merecida de la pérdida de reputación que se ha ganado el sector financiero y otros sectores por sus excesos. En consecuencia, los clientes esperan que los líderes empresariales se centren más allá de los estrechos intereses de los accionistas. Nos coordinamos para representar el papel vital de las pequeñas y, medianas empresas como un increíble impulsor de cambio. La gente quiere un propósito y estamos entrando en la era de los negocios responsables.

Nos constituimos porque consideramos que las pymes son vitales para el crecimiento económico español. El número de pymes no ha dejado de crecer en los últimos años, hasta el punto de que representan el 99,8% del tejido empresarial español. Sin la existencia de estas pequeñas y medianas empresas no podría entenderse el crecimiento de la producción del país, la creación de empleo, la generación de oportunidades y la apertura de nuevos caminos laborales.

Hemos reunido intelectuales y profesionales de diferentes ámbitos porque queremos que España siga creciendo y su economía no se estanque. Es imprescindible que las pymes continúen su expansión y puedan competir en igualdad de oportunidades. Las crisis globales, los costes en economías de escala y un menor poder de negociación con proveedores frente a las gigantescas corporaciones son obstáculos para la prosperidad de las pequeñas y medianas empresas y autónomos.

Desde el nacimiento de Plataforma Pymes miles de empresarios nos animaron para que micros, pequeñas y medianas empresas, así como los trabajadores por cuenta propia, de nuestro país se sintieran representadas de manera igualitaria y con criterios de equidad frente a las actuales macro organizaciones empresariales del Estado. Entendieron y pidieron dejar de una vez por todas este papel secundario que tanto se han entestado en darnos determinadas organizaciones incluso gobiernos. Somos el 99,8% del tejido productivo de España y empezamos con la fuerza que nos da la unidad pyme. Nace CONPYMES con y para los que somos mayoría silenciada…hasta ahora.