ACTUALIDAD INFORMATIVA DE PIMEM

Información actualizada de interés

CAEB, PIMEB, UGT y CCOO impulsan el I Acuerdo Interprofesional para la Negociación Colectiva de Illes Balears (AINCIB)

Las patronales empresariales CAEB y PIMEB y los sindicatos UGT y CCOO, que ostentan la condición de más representatividad en Illes Balears, han alcanzado el compromiso para impulsar el I Acuerdo Interprofesional para la Negociación Colectiva de Illes Balears (AINCIB), una apuesta por el diálogo social bipartito, desde la autonomía de la negociación colectiva, impulsando la formación y la competitividad empresarial como aspectos imprescindibles de los convenios colectivos.

El I AINCIB, que está previsto que tenga una vigencia de dos años, se inicia con vocación de contribuir a facilitar los procesos de negociación colectiva en los distintos ámbitos sectoriales y otros espacios de diálogo, la formación permanente y cualificación profesional de las personas trabajadoras, la seguridad y la salud en el trabajo, la igualdad de mujeres y hombres, así como la conciliación y corresponsable de la vida personal, laboral y familiar o la transición energética, digital y ecológica, y los mecanismos de resolución extrajudicial de conflictos. Con el I AINCIB los interlocutores sociales pretenden ofrecer al conjunto de la sociedad un acuerdo que aporte certezas y compromisos ante la incertidumbre y los
importantes retos que afronta Baleares, así como fijar los objetivos que permitan el desarrollo de pactos orientados a favorecer un aumento de la competitividad y desarrollo del tejido económico, la cohesión social y el empleo de calidad.


Asimismo, para completar alguno de esos compromisos, determinadas actuaciones dependen también de la complicidad y actuación del Govern de les Illes Balears o de otras instancias. Por ello consideran necesario ahondar, además, en el Diálogo Social Tripartito y reforzarlo como elemento estratégico de las decisiones de la Comunidad Autónoma de Illes Balears.


CAEB, PIMEB, CCOO y UGT consideran que el I AINCIB responde a la necesidad de conseguir equilibrios justos y equitativos entre el establecimiento de mecanismos propicios para la competitividad y eficiencia de las empresas, y la mejora de los derechos y condiciones de trabajo, los salarios y la igualdad de las personas trabajadoras. Asimismo, contribuirá a generar un escenario de estabilidad y una gestión corresponsable orientada al acuerdo, dando apoyo a las partes para superar dificultades en cualquier situación y momento en sus propias relaciones laborales.