ACTUALIDAD INFORMATIVA DE PIMEM

Información actualizada de interés

El gremio de peluquerías de PIMEM pide inspecciones a la administración ante la proliferación de establecimientos de ilegal funcionamiento

Grepels, el gremio de peluqueros de PIMEM, ha dicho basta ante la proliferación de barberías sin ningún tipo de control y con un funcionamiento totalmente ilegal. Para los profesionales de la patronal se está dando una práctica fraudulenta en dos sentidos e igual de preocupantes y denunciables.

Por una parte, desde Grepels se señala que hay trabajadores que están en activo sin contrato simplemente por no tener los papeles en regla “cosa que ya de por si es inadmisible en cualquier sector o en cualquier actividad”.

 El segundo colectivo detectado por el gremio son los trabajadores que hacen jornadas de 60 o 70 horas semanales, pero con contratos de 20 horas.  “Nos atrevemos a decir que hay sólo uno de cada diez trabajadores tiene contrato y quien lo tiene trabaja en unas condiciones totalmente ilegales e inhumanas en cuanto a horas trabajadas y contrato firmado” asegura Grepels.

Y es que según la asociación de PIMEM se juntan dos aspectos difíciles de separar. Por una parte, los propietarios de los locales quieren sacar el máximo beneficio al local explotando a los trabajadores de forma ilegal y los trabajadores por su parte no atienden ni a horarios, ni formación y ni a los mínimos exigibles de higiene ya que necesitan estar maratonianas jornadas para ganar lo suficiente. A todas estas irregularidades, según Grepels, cabe añadir el impago de impuestos o la facturación en “B” por parte de quien administra dichas barberías.

En este sentido Grepels pide más inspecciones de la administración para poner orden y conocer de primera mano todas las irregularidades que se están produciendo. “Sólo conociendo lo que pasa se puede actuar y lo primero que pedimos es más inspecciones, más control y actuar en consecuencia y ante la información recogida por los inspectores”. El gremio explica que “actualmente se tienen que pagar muchos impuestos y que de alguna manera el sistema te va estrangulando por los que es incompresible, o si comprendemos por lo que ya sabemos, que estos nuevos establecimientos se mantengan con estos precios tan bajos. En el fondo se trata de crear una competencia sana y dignificar la profesión, sea quien sea que abra un establecimiento”.

Respecto a cómo ha afectado a la actividad del sector la entrada de dicha competencia desde Grepels se reconoce que les puede haber afectado poco porque los clientes siguen apostando por un servicio de más calidad y más duradero y no tanto por una “rutina de corte” que hace que vayan más veces a estas nuevas barberías.

Para los peluqueros de PIMEM pero “no se trata tanto de cómo afecta al mercado sino como se establecen e irrumpe esta oferta de una manera totalmente ilegal y que merece el control y la inspección de la administración antes obligue a cerrar a los establecimientos que sí cumplen con las obligaciones que imponen nuestros ayuntamientos, nuestras comunidades y el propio Estado”.