ACTUALIDAD INFORMATIVA DE PIMEM

Información actualizada de interés

ENTREVISTA. Pedro Daniel Pérez, presidente del CECAP, nos habla sobre la paralización de las prácticas de los alumnos de Formación Profesional. “Si queremos replicar el sistema alemán no debe ser a base de imposiciones y obstáculos sino a base de facilidades, estímulos e incentivos”.

1-Como centros de formación; ¿Cómo calificaríais esta situación a nivel de gestión empresarial?

Entendemos que la formación en las empresas esté regulada y controlada para evitar que la formación se convierta en actividad laboral con baja o nula remuneración, pero hay distintas formas de realizar los procedimientos, dificultar a empresas y entidades de formación la gestión de estas prácticas no es la vía más adecuada a nuestro entender, se debe facilitar la gestión de las mismas.

2-Para la gente ajena al mundo FP; ¿Qué suponen las prácticas para estos alumnos en el cómputo general de su formación?

Suponen poner en práctica lo aprendido, acercar la teoría a la práctica, ver in situ cómo es la realidad en el día a día de una empresa, y cómo la teoría bien aplicada puede ayudar a solventar muchos de los problemas cotidianos con los que se encuentran las empresas. Supone una parte muy importante de su aprendizaje.

 3-Dónde ha fallado la administración según vosotros y cuál debería ser la medida urgente a aplicar para no dejar a estos alumnos en un “limbo”?

La administración comete el error de no escuchar a todas las partes implicadas, empresas, entidades de formación, docentes e incluso a los propios alumnos, que, ante el temor a la posibilidad de perder el desempleo por ser dados de alta en seguridad social, rechazarán algunos realizarlas… En este punto se debe ser claro, si un alumno pierde el desempleo o el subsidio por hacer las prácticas, si no se le advierte de este hecho, ¿quién es responsable? ¿el centro de formación? ¿la empresa que le da el alta? ¿La administración?…

En definitiva, se toma la decisión sin tener en cuenta todas las partes.

La medida es clara, anular todos los obstáculos que impidan una aproximación eficiente entre formación y empresa, incluyendo todo tipo de gestiones burocráticas y altas en seguridad social. Un alumno es un alumno, y un trabajador es un trabajador.

Asimismo, incrementar los controles e inspecciones para que ninguna empresa pueda utilizar alumnos como sustitutos de trabajadores.

4-Desde PIMEM siempre hemos defendido la necesidad de potenciar la FP como formación muy adaptada las necesidades del tejido empresarial de Mallorca. Situaciones como éstas dañan la imagen de esta formación. ¿Se puede saber el impacto que se pueda haber producido en las empresas que esperaban la mano de obra de estos alumnos? ¿Conocéis de empresas que os han mostrado su preocupación?

En realidad, las empresas no esperan a los alumnos como mano de obra, las empresas invierten parte del tiempo de sus trabajadores en formar a otros posibles trabajadores para que en el futuro se pueda contratar y se consiga aumentar la productividad y la eficiencia, aunque nadie asegura que después de realizar ese esfuerzo ese trabajador termine en otra empresa, pero es sembrar ahora para cosechar en el futuro.

Las empresas son claras al respecto, más obstáculos, menos alumnos, a fin de cuentas, es un esfuerzo que ellas hacen al prescindir de parte del tiempo de sus trabajadores recibiendo a cambio algo de ayuda, sí, pero sin compensar el esfuerzo invertido a corto plazo. Si ahora además se les hace pagar por acoger alumnos y encima se incrementan los trámites burocráticos, es más que evidente lo que va a suceder.

5- Que a partir de enero todo alumno tenga que estar dado de alta en la SS para empezar a cotizar es una medida copiada del mercado laboral alemán. ¿Crees que la medida es acertada teniendo en cuenta el contexto empresarial español?

En absoluto, no podemos replicar la parte más burocrática y administrativa del sistema de Formación Profesional alemán y no replicar los otros factores diferenciados que hacen de su sistema un éxito. Si queremos replicarlo debe ser replicado por completo, y en la misma se deben tener en cuando condicionantes como la tradición del aprendiz en las empresas y para que finalmente se quede en la misma, el factor no estacional de gran parte de sus empleos, por tanto, su estabilidad a largo plazo, y tantos y tantos otros factores que no estamos replicando por ser realidades y formas de gestionar muy diferentes dentro del contexto empresarial español. Si se quiere ir hacia el sistema alemán, no debe ser a base de imposiciones y obstáculos sino a base de facilidades, estímulos e incentivos