ACTUALIDAD INFORMATIVA DE PIMEM

Información actualizada de interés

Francesc Pomar y la historia del llamado Cardenal de Lloseta

La feria Horeca reconoció la trayectoria de diferentes profesionales de la restauración y donde hubo un nombre propio: el de Francesc Pomar, fundador del Forn de Can Pomar. La Associació de Forners i Pastissers de PIMEM y, de la mano de su gerente, Pep Magraner, hicieron entrega del reconocimiento al empresario que en todo momento estuvo acompañado de su mujer y familia.

Pero la historia de Francesc Pomar está ligada a uno de los pasteles más conocidos de Mallorca, el cardenal de Lloseta. Pomar ha explicado al departamento de comunicación de PIMEM que fue él quien lo trajo a Mallorca tras conocerlo por un amigo de Barcelona, Antoni Serra Escrivà.  “En los años 70 mi mujer y yo íbamos mucho a Barcelona y Antoni había asistido a una formación donde los 8 mejores pasteleros de la ciudad conocieron la elaboración de este pastel original de Viena y de la mano de Karl Schumacher” asegura Pomar. Una vez conocido sus secretos Pomar lo da a conocer en su escuela de Campos y entre sus alumnos Pedro des Forn de Baix de Lloseta que fue quien finalmente lo bautizó como “Cardenal de Lloseta.

Pomar asegura que “gracias a Pedro este típico pastel se ha dado a conocer y se ha pasado de hacer uno a la semana hacer cada día, por lo tanto, el trabajo de Pedro, ha sido muy bueno e importante”.  Respecto a su elaboración Pomar asegura que se ha seguido haciendo como siempre lo único que ha cambiado ha sido su forma, “antes los hacíamos en forma de brazo para hacer diferentes porciones y ahora son redondos”.

Finalmente, Francesc Pomar reflexionó sobre el futuro de la pastelería. Pomar mantiene que “sólo la calidad y la artesanía salvarán al sector ya que cualquier guerra basada en el precio está perdida”.