ACTUALIDAD INFORMATIVA DE PIMEM

Información actualizada de interés

PIMEM-Comerç celebra que el Parlament apruebe la proposición de ley que regule los periodos de rebajas comerciales

MES presenta la iniciativa y recibe el apoyo de todos los grupos y la abstención del PP. Los nacionalistas defienden la necesidad de poner orden y dar a conocer un periodo concreto en la rebaja de los precios y de esta manera no perjudicar al pequeño comercio que es el principal perjudicado de las constantes campañas de las grandes superficies

PIMEM-Comerç ha dado apoyo a la iniciativa que ha presentado MES para fijar un período concreto de rebajas y de esta manera salir del “caos informativo” que produce las constantes campañas que impulsan las grandes superficies.

Para los comerciantes la liberalización de las rebajas ha perjudicado al pequeño comercio y no ha representado ninguna ventaja para el conjunto de los pequeños comercios, pero si para las grandes superficies. Los comerciantes de la patronal aseguran que se ha pasado de un orden que beneficiaba al consumidor y al pequeño comercio a un caos informativo sobre múltiples campañas donde el resultado final ha sido que franquicias y grandes superficies ha sido las grandes beneficiadas”.

El parlamentario Ferran Roses ha sido el encargado de defender la proposición de ley asegurando que “las rebajas han acostumbrado a tener tradicionalmente un carácter revulsivo para el pequeño comercio y han sido los principales momentos de ventas por muchos de los pequeños comerciantes de estas islas”.

Para PIMEM-Comer la situación de vivir constantemente en una campaña de rebajas perjudica al propio consumidor ya que se generan dudas sobre cuando es el mejor momento para comprar. “El reclamo constante de precios bajos deja de ser atractivo, pierde el espíritu de la novedad y lleva al consumidor a una dejadez e interés que nos perjudica en nuestra política de gestión y planificación. Como pyme esto tiene unos efectos muy negativos en nuestra cuenta de resultados”.

Parlament Balear recibió un apoyo casi unánime en el 2021 pero en el Congreso de los Diputados no contó con el mismo apoyo. Partido Socialista y Unidas Podemos votaron en contra alegando entonces, que se estaba que, en plena pandemia, las necesidades del comercio minorista eran otras y, por lo tanto, no le podían apoyar.