Actualidad

Información actualizada de interés

UATAE presenta a Escrivá su alternativa para “una cotización realmente justa y solidaria” para los trabajadores autónomos y le emplaza a “escuchar” al colectivo

  Reclama que el cálculo de la cuota se ajuste a los “beneficios reales netos”, es decir, descontando los gastos asociados a la actividad como las amortizaciones o la propia cuota Propone un nuevo esquema de tramos con una cuota mínima de 70 euros y una reducción de la cuota para quienes tengan beneficios reales netos mensuales de hasta 1.500 euros Exige que la negociación aborde una mejora sustancial en la protección social porque “no se trata solo de pagar, sino de avanzar en derechos” Landaburu: “La propuesta de Seguridad Social debe cambiar radicalmente sus términos y ser sensible a la inquietud del colectivo, y por ello planteamos una alternativa que permita dejar atrás la desigualdad y la precariedad del sistema actual”  
La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha movido ficha esta mañana en el debate sobre la reforma de las cotizaciones de los trabajadores autónomos. UATAE ha remitido al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones una propuesta alternativa a los planes anunciados por Escrivá en la mesa de negociación. La organización que lidera María José Landaburu ya había venido manifestando estos días que el diálogo “está lejos de un acuerdo” y que el gobierno debía “cambiar de rumbo” porque su propuesta no satisfacía la necesidad de avanzar a un sistema de cotización justo y solidario. Hoy UATAE pone negro sobre blanco su alternativa, que parte de “depurar” el concepto de ingresos reales sobre los que calcular las cuotas para que éstas se fijen, explica Landaburu, “según los beneficios netos reales, descontados los gastos asociados a la actividad” y propone un nuevo esquema de tramos con una cuota mínima de 70 euros y una fuerte reducción de cuotas para quienes tengan beneficios reales netos mensuales de hasta 1.500 euros, al tiempo que “mejora la base de cotización del conjunto del colectivo”.

La propuesta de UATAE reclama que los ingresos sobre los que calcular la cuota a la Seguridad Social descuenten importantes gastos asociados a la actividad que el Gobierno no contempla en sus planes, como las amortizaciones de inversiones realizadas para poder trabajar o la propia cuota a la Seguridad Social, lo que supone un guiño al conjunto del colectivo, ingresen lo que ingresen. “Estamos hablando”, explica Landaburu, “amortizaciones de créditos o rentings de inversiones realizadas para poder desarrollar la actividad profesional, pero incluso de compras de herramientas de trabajo que se han podido hacer sin crédito -como un ordenador- pero que lógicamente se deprecia y lo amortizas fiscalmente, porque tendrás que comprarte otro”. Esta cláusula supondría “un tremendo desahogo a la hora de calcular el tramo de beneficios y por tanto la cuota a pagar”, valora UATAE.
Además, la Unión de Autónomos reformula el esquema de tramos planteada por Seguridad Social y reduce la cuota mínima de 183 € propuesta por Escrivá a 70 euros para quienes tengan beneficios netos reales de hasta 350 euros. Los 5 primeros tramos de la propuesta de UATAE (hasta beneficios netos reales de 1.500 euros al mes) supondrían no sólo una menor cuantía respecto a los planes del Ministerio, sino una fuerte reducción respecto a la cuota actual de 293,94 €/mes. Y, además, UATAE toma como referencia fundamental para las bases de cotización el Salario Mínimo Interprofesional, por lo que “el salto en la protección social, para el cálculo de prestaciones y pensiones, será importante para todo el colectivo”. Esta propuesta se sustenta en que la propia Seguridad Social, como política de incentivo del emprendimiento y como compensación a la sobrecotización histórica de los autónomos de ingresos bajos e intermedios, pasaría a bonificar las cotizaciones, en diferentes porcentajes, de los 7 primeros tramos planteados. Landaburu recuerda que “las reducciones y bonificaciones a la contratación son habituales para muchas casuísticas de los asalariados, y en 2021 ascendieron a 3.610 millones de euros, y no se entendería que se cierre esa puerta para los autónomos que somos una sexta parte de los cotizantes a la propia Seguridad Social”. La ventaja de las bonificaciones es que permiten una cuota menor y al tiempo mantener las bases a efectos de cotizaciones.

UATAE insiste en dos elementos más: por un lado, el calendario de implantación del nuevo sistema “no puede irse a nueve años en ningún caso”, sino “agilizarse lo máximo posible” y que “ya en 2023 sea tangible un impacto positivo” en los tramos bajos e intermedios. Por otro lado, la secretaria general reitera que “de momento sólo estamos hablando de cuotas, pero no se trata sólo de a cuánto nos toca pagar, sino de cómo esto va a traducirse en más derechos” y en este sentido, la propuesta de UATAE incide en abordar en la negociación también “un avance sustancial en la protección, para dejar de ser los jubilados más pobres, y para poder tener las mismas prestaciones y coberturas sociales que los asalariados: desde una reforma de la prestación por cese (el ‘paro de los autónomos’) que no sea una quimera burocrática, hasta un subsidio para mayores de 45 y de 52 años, o medidas efectivas para la conciliación.
Con todo ello, UATAE quiere afrontar las próximas conversaciones “con ánimo constructivo, pero con toda la firmeza” y emplazan a José Luis Escrivá “a escuchar la inquietud despertada en el colectivo, y atender sus demandas con humildad y sensibilidad”. Para ello, concluye Landaburu, “la propuesta hecha por Seguridad Social debe cambiar radicalmente sus términos, y por ello planteamos esta alternativa para alcanzar una cotización realmente justa y solidaria, que deje atrás la precariedad y la desigualdad del sistema actual”.   PRO

PUESTA:   https://uatae.org/wp-content/uploads/2022/01/UATAE-sistema-cotizaciones.pdf